COVID-19 y el riesgo de las enfermedades autoinmunes: depende de la condición – Sana tu tiroides
logo

Welcome to Wellspring

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.
Working Hours
Monday - Friday 09:00AM - 17:00PM
Saturday - Sunday CLOSED
From Our Gallery

+52 (55) 3660-8520

Av. Gobernador García Conde 34 col. San Miguel Chapultepec, Miguel Hidalgo, 11850 Cd. de México

Lun - Vie 10.00 - 18.00 Sab. 10am -1 pm Dom. Cerrado

Top

COVID-19 y el riesgo de las enfermedades autoinmunes: depende de la condición

Sana tu tiroides / COVID-19  / COVID-19 y el riesgo de las enfermedades autoinmunes: depende de la condición

COVID-19 y el riesgo de las enfermedades autoinmunes: depende de la condición

COVID-19 y el riesgo de las enfermedades autoinmunes: depende de la condición

Por la Dra. Aviva Romm

Post original https://avivaromm.com/covid-19-autoimmune-disease/

Querida Dra. Aviva, dado que tengo 56 años y tengo el síndrome de Hashimoto, una enfermedad autoinmune, ¿tengo más riesgo de contraer COVID-19? ¿Deberíamos los que tenemos una enfermedad autoinmune considerar que es una “enfermedad subyacente” que nos pone en mayor riesgo de tener una reacción más severa si nos infectamos con el coronavirus? Muchas gracias por su ayuda e información equilibrada en este momento. Sinceramente. JM.

 

Muchos de ustedes con enfermedades autoinmunes, particularmente con la de Hashimoto, me han escrito con preocupaciones sobre un mayor riesgo de contraer COVID-19 si tienen alguna enfermedad autoinmune. 

La inmunosupresión es un término general que describe la falta de una respuesta apropiada del cuerpo para combatir enfermedades y organismos que pueden ser dañinos, como los virus y ciertas bacterias. Tener un sistema inmunológico debilitado puede ocurrir por muchas razones, incluyendo medicación, cirugías recientes, la edad, la genética o tener una enfermedad crónica. Sin embargo, no todos los individuos con enfermedades autoinmunes están inmunosuprimidos; de hecho, algunas enfermedades autoinmunes se deben a un sistema inmunológico hiperactivo, y no todos los medicamentos para enfermedades autoinmunes suprimen el sistema inmunológico. Sin embargo, incluso aquellos que lo hacen pueden ser esenciales para usted en este momento. 

En este artículo me refiero a los riesgos generales de COVID-19 con varias enfermedades autoinmunes, así como los riesgos para aquellos de ustedes que toman medicamentos inmunosupresores. Esta información no pretende sustituir el consejo de su médico, y debe servir simplemente como punto de partida para una conversación con su proveedor de atención médica, y para aumentar su conciencia personal sobre la salud.

Riesgo general con la enfermedad autoinmune 

De acuerdo, no voy a endulzar esto: Las personas con algunas condiciones autoinmunes, aunque no todas, probablemente corren un mayor riesgo de contraer el virus y pueden estar en riesgo de resultados más graves. Esto puede deberse a la propia enfermedad y/o a los medicamentos que una persona toma para tratar su enfermedad.

 

Debido a que el virus es tan nuevo, no hay mucha investigación formal para continuar y por eso los expertos médicos recomiendan que la mayoría de las personas con condiciones autoinmunes se consideren de alto riesgo y sigan precauciones adicionales en consecuencia. 

 

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, éstas incluyen:

 

  • Abastecerse de suministros.
  • Tomar precauciones diarias para mantener el espacio entre usted y los demás.
  • Cuando salga en público, manténgase alejado de otras personas que estén enfermas, limite el contacto cercano y lávese las manos con frecuencia.
  • Evite las multitudes tanto como sea posible.
  • Evite los viajes en crucero y los viajes aéreos no esenciales.
  • Durante un brote de COVID-19 en su comunidad, quédese en casa tanto como sea posible para reducir aún más su riesgo de estar expuesto.
  • No todas las enfermedades autoinmunes conllevan los mismos riesgos 
  • Sin embargo, no todas las condiciones autoinmunes parecen aumentar el riesgo, y algunas pueden no aumentarlo de manera apreciable, si es que lo hacen. 

 

A continuación se presenta una tabla con las opiniones actuales de los expertos médicos en el momento de redactar este documento; sin embargo, cada día sale a la luz nueva información, por lo que es importante que se mantenga en contacto con su proveedor de atención médica. 

 

Condicion Risgo incremental para contraer o padecer complicaciones severas
Artritis reumatoide  Probable
Lupus Probable 
Enfermedad de colon Irritable   Poco probable
Esclerosis múltiple  Probable
Diabetes tipo 1 Positivo
Diabetes tipo 2  Positivo
Hipertirodismo Poco probable
Tiroiditis de Hashimoto  Poco probable
Hipotiroidismo  Poco probable

 

Medicamentos inmunosupresores  Incremento de riesgo para contraer o padecer complicaciones severas
Inhibidores JAK probable
Corticoesteroides probable
Enzima convertidora de angiotensina 2 ACE 2 probable
Inhibidores TNF o agentes bloqueadores de TNF probable
Medicamentos anti inflmatorios para condiciones crónicas probable

 

Esté atento a los síntomas atípicos 

En la mayoría de las personas, COVID-19 es una infección respiratoria sin complicaciones con síntomas similares a los de la gripe. Sin embargo, los individuos inmunocomprometidos pueden tener una presentación atípica de los síntomas, por ejemplo, las personas con infección viral del tracto respiratorio superior sin complicaciones pueden tener síntomas no específicos como fiebre, tos, dolor de garganta, congestión nasal, malestar, dolor de cabeza, dolor muscular o malestar general. Las personas inmunocomprometidas pueden no tener los síntomas típicos de deshidratación, sepsis o dificultad para respirar, y pueden correr un mayor riesgo de desarrollar las complicaciones más graves asociadas a esta condición, como neumonía leve a grave, síndrome de dificultad respiratoria aguda, sepsis y shock séptico. 

 

Es probable que este riesgo se agrave en aquellos que ya están en alto riesgo, incluyendo:

 

  • personas de 65 años o más
  • las mujeres embarazadas
  • niños y adultos con una condición de salud subyacente (como la diabetes, una enfermedad cardíaca o respiratoria)
  • niños y adultos con sistemas inmunológicos debilitados como resultado de afecciones como el VIH y el SIDA, o de medicamentos como los esteroides y la quimioterapia.

 

Condiciones autoinmunes y recomendaciones específicas

Hashimoto

Empezando por las buenas noticias, basadas en la información que tenemos de China, no hay actualmente ninguna razón para creer que las personas con problemas de tiroides tengan un mayor riesgo de este nuevo virus. No parece que la enfermedad de la tiroides, en particular la de Hashimoto, aumente el riesgo de desarrollar el COVID-19 a menos que se caiga en otra categoría de alto riesgo arriba. Cabe destacar que el SARS, un coronavirus relacionado que causó una epidemia a partir de 2002, aunque una con consecuencias mucho más graves que la de COVID-19, puede ser responsable del daño de la tiroides, por lo que si usted experimenta una infección por COVID-19 y tiene una enfermedad tiroidea autoinmune, es prudente controlar sus síntomas para detectar cualquier cambio, y si se observan cambios, pedir a su proveedor de atención médica que solicite un panel de laboratorio básico de la tiroides. Sin embargo, en este momento, no hay razón para sospechar que el COVID-19 cause daño a la tiroides. 

 

Enfermedad celíaca

El Dr. Alessio Fasano, miembro de la Junta Consultiva Médica de la Fundación para la Enfermedad Celíaca y Director del Centro de Investigación y Tratamiento de la Celiaquía del Hospital General de Massachusetts, declaró que las personas con enfermedad celíaca no se consideran inmunocomprometidas, pero pueden ser más susceptibles a la COVID-19 si tienen “enfermedad celíaca activa”.  Según Fasano, si la enfermedad celíaca se trata bien, se considera que la susceptibilidad es la misma que en la población general.

 

Lupus 

Las personas con lupus corren un mayor riesgo de contraer varios tipos de infecciones, incluyendo resfriados, gripe y otros virus, y COVID-19 probablemente no sea la excepción.  Si usted tiene lupus, pongáse en contacto con su proveedor de atención médica por teléfono, correo electrónico o portal médico, si lo tiene, sobre cualquier precaución o síntoma especial que deba conocer, y me acercaría a su entorno, por supuesto, no con pánico, sino como si estuviera en mayor riesgo, observando un mayor nivel de diligencia para protegerse de la exposición. Usted debe planear con anticipación de acuerdo con las pautas del CDC en caso de que necesite quedarse en casa para prevenir la exposición (autocuarentena), y estar más atento a la posibilidad de síntomas más severos y a la necesidad de atención médica en caso de que experimente un mayor nivel de gravedad. 

 

Diabetes de tipo 1 (así como la diabetes de tipo 2 y la diabetes gestacional)

La diabetes y otras afecciones médicas crónicas, que son más comunes en los individuos con diabetes, pueden hacer que las personas con esta afección sean más vulnerables a las infecciones y a las complicaciones graves. La diabetes no controlada es especialmente significativa, ya que la hiperglucemia puede perjudicar la función inmunológica. Tal vez una de las mayores preocupaciones en este momento es quedarse sin insulina para los que tienen diabetes de insulina, y esto es tal vez más significativo con los que tienen diabetes de tipo 1. Es esencial hablar con su médico sobre cualquier precaución específica que pueda necesitar para tener un suministro de 60 o 90 días de sus medicamentos a mano en casa en caso de que no pueda obtenerlos de otra manera (cuarentena, escasez), y seguir todas las precauciones del CDC para las personas de alto riesgo. 

 

Esclerosis múltiple (EM)

Al igual que con el lupus, probablemente dada la magnitud de la desregulación inmunológica en la EM, y también la probabilidad de estar tomando medicamentos inmunosupresores o esteroides, lamento decir que también hay un probable aumento del riesgo de susceptibilidad y gravedad de la enfermedad por la infección de COVID-19. Una vez más, esto no es causa de pánico, sólo un recordatorio para consultar con su proveedor de atención médica por teléfono, correo electrónico o portal médico si lo tiene, para discutir cualquier consideración específica para su situación, y para practicar un mayor nivel de vigilancia para prevenir la exposición. También debe planificar con anticipación, de acuerdo con las pautas de los CDC, en caso de que necesite quedarse en casa para evitar la exposición (autocuarentena) y estar más atento a la posibilidad de que se produzcan síntomas más graves y a la necesidad de atención médica en caso de que experimente un mayor nivel de gravedad. 

 

El Comité Asesor Médico Nacional de la Sociedad Nacional de EM recomienda lo siguiente:

Las personas con EM deben seguir las pautas de los CDC y estas recomendaciones adicionales para las personas que corren el riesgo de padecer enfermedades graves a causa de COVID-19.

Las personas con EM deben continuar con las terapias modificadoras de la enfermedad (DMT) y discutir los riesgos específicos con su proveedor de atención médica de EM antes de detener una DMT.

Antes de comenzar un DMT que agote las células o un DMT que lleve advertencias de un aumento potencialmente grave de la discapacidad después de la interrupción, las personas con EM y sus proveedores de atención médica de EM deben considerar los riesgos específicos (por ejemplo, la edad, las condiciones de salud comórbidas, la ubicación) y los beneficios

 

¿Los medicamentos inmunosupresores aumentan el riesgo de COVID-19?

Varios de ustedes también han preguntado específicamente si tienen un riesgo extra porque toman medicamentos que suprimen su sistema inmunológico. La mayor preocupación es que un sistema inmunológico suprimido podría aumentar la susceptibilidad, permitir una mayor replicación viral desenfrenada o conducir a infecciones y síntomas más graves. 

En este punto, desafortunadamente, la respuesta sigue siendo “simplemente no lo sabemos”. Los datos limitados indican que muchos de los medicamentos que se utilizan comúnmente para tratar las enfermedades autoinmunes y alguna forma de artritis inflamatoria, como Remicade, Enbrel y Cimzia, los inhibidores de la JAK y los corticosteroides, incluida la prednisona, pueden aumentar el riesgo de desarrollar una infección viral más grave. 

A continuación se presenta una visión general de los riesgos de los medicamentos para enfermedades autoinmunes. No interrumpa ningún medicamento sin hablar primero con su proveedor de atención médica; las consecuencias podrían superar su riesgo de contraer COVID-19.

Los siguientes medicamentos no se consideran inmunosupresores y no se cree que aumenten el riesgo de COVID-19 en este momento: mesalamina (Asacol, Apriso, Canasa, Delzicol, Lialda, Pentasa, Rowasa) u otros aminosalicilatos

Medicamentos inmunosupresores:

Si está tomando esteroides (prednisona/prednisolona) por cualquier motivo, asegúrese de tomar precauciones adicionales siguiendo las recomendaciones de los CDC para la reducción de riesgos y hable con su proveedor de atención médica, ya que los esteroides pueden suprimir su sistema inmunológico. Discuta con su proveedor de atención médica si es posible reducir su dosis o dejar de usar esteroides.

Los inmunomoduladores como las tiopurinas (azatioprina, 6-mercaptopurina, ciclosporina, metotrexato), y el inhibidor JAK tofacitinib (Xeljanz, Olumiant y Rinvoq) pueden inhibir la respuesta inmunológica a las infecciones virales.

Los productos biológicos y biosimilares, por ejemplo, certolizumab pegol (Cimzia), adalimumab (Humira®), infliximab (Remicade), golimumab (Simponi), infliximab-abda (Renflexis), infliximab-dyyb (Inflectra), infliximab-qbtx (Xifi), ustekinumab (Stelara) y vedolizumab (Entyvio) son medicamentos inmunosupresores.

En un estudio reciente se determinó que en las personas con enfermedades cardíacas, la hidroxicloroquina (Plaquenil) no aumentaba el riesgo de infección, mientras que el metotrexato lo hacía sólo ligeramente. 

Ninguno de ellos ha sido estudiado específicamente todavía en relación con COVID-19, sin embargo, en este momento parece prudente que las personas que toman inmunodepresores y/o biológicos limiten los viajes innecesarios y las grandes reuniones.

No se asuste, sea inteligente

Dada la incertidumbre y el riesgo potencial, de nuevo, por favor no se asuste, sino que sea inteligente y proceda con un mayor nivel de vigilancia sobre la prevención, doblemente si también tiene factores de alto riesgo adicionales como se ha descrito anteriormente.

Además, Sana tu tiroides está ofreciendo a partir del 21 de Marzo un programa para fortalecer el sistema inmune, integrando yoga, meditación, recetas y una limpieza hepática y otras medidas para mejorar este periodo extra ordinario para comenzar la primavera lleno de salud y tranquilidad para hacerle frente a la contingencia. Revísalo aquí: 

No Comments

Post a Comment

Descarga la guía para mejorar tu digestión y tiroides
Te enviaremos contenido útil una vez al mes.
Respetamos tu privacidad