Conoce sobre la terapia de yodo radioactivo, ¿es para ti? - Sana tu tiroides
logo

Welcome to Wellspring

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.
Working Hours
Monday - Friday 09:00AM - 17:00PM
Saturday - Sunday CLOSED
From Our Gallery

+52 (55) 3660-8520

Av. Gobernador García Conde 34 col. San Miguel Chapultepec, Miguel Hidalgo, 11850 Cd. de México

Lun - Vie 10.00 - 18.00 Sab. 10am -1 pm Dom. Cerrado

Top

Conoce sobre la terapia de yodo radioactivo, ¿es para ti?

Sana tu tiroides / especialistas  / Conoce sobre la terapia de yodo radioactivo, ¿es para ti?

Conoce sobre la terapia de yodo radioactivo, ¿es para ti?

Por la Dra. Paola Vallejo Armenta

Residente de tercer año de la especialidad de Medicna Nuclear e Imagenología Molecular en el H.E, C.M.N. SXII IMSS.

Escucha el episodio del podcast aqui: https://youtu.be/4flFVTH3ubU

La terapia de yodo radioactivo o yodoradiactivo es un tratamiento de medicina nuclear para tratar alteraciones de la tiroides como hipertiroidismo (funcionanmiento excesivo) o cáncer de tiroides. En el contexto de cáncer de tiroides, para establecer si eres candidato a la terapia un equipo multidisciplinario conformado por médicos especialistas en medicina nuclear, endocrinología, cirugía de cabeza y cuello y anatomía patológica deben trabajar en equipo para establecer una conducta terapéutica. Inicialmente se necesita determinar el tipo de cáncer (diferenciado o no diferenciado), la invasión de vasos sanguíneos o linfáticos, el tipo de cirugía que se realizó o realizará (parcial o completa), el tiempo que ha transcurrido posterior a la cirugía, la extensión a distancia en otros tejidos. Siempre con la finalidad de otorgar el mejor tratamiento y la dosis necesaria.

El yodo radioactivo, también denominado yodo 131 (I-131), es un isótopo (variante) del yodo que emite radiación. Se administra vía oral, en presentación líquida o cápsula, con la finalidad de que se absorba a nivel de las células tiroideas remanentes que quedaron posterior a la cirugía de resección completa. El I-131 emite dos tipos de radiación llamadas gamma (ɣ) y beta (β), la primera permite obtener imágenes diagnósticas por medio de gammacámaras y la segunda se encarga de destruir a las células tiroideas remanentes que absorban el radioyodo. La mayoría del yodo radioactivo que no es captado por la glándula tiroides va a ser eliminado durante los primeros días después del tratamiento, principalmente por la orina, sin embargo también por la saliva, el sudor, las heces fecales y las lágrimas, en resumen, por medio de todos los fluídos corporales.

Si eres candidato a recibir terapia con radioyodo, lo siguiente es decidir la dosis a recibir y otorgar las indicaciones previas a la terapia para asegurar un resultado exitoso. Es importante poner mucha atención y resolver todas las dudas que puedan surgir.

Aquí un pequeño resumen: si el tipo de cáncer que tiene es candidato para recibir terapia con radioyodo, lo siguiente es esperar de 6-12 semanas después de la cirugía de resección completa de la glándula para poder otorgar la terapia. Dentro de las indicaciones a seguir para preparar nuestro cuerpo a la terapia y asegurar que sea exitosa está la suspensión de fármacos (levotiroxina) por 1 mes, dieta baja en yodo por 2 semanas, tomar laboraroriales 1 semana antes de la aplicación del radioyodo, y posteriormente el internamiento en habitaciones especializadas con blindaje de plomo. Posteriormente el egreso a nuestro hogar tras conseguir niveles de radiación óptimos para salir al exterior y seguir los cuidados radiológicos en casa. Finalmente acudir al servicio de medicina nuclear a realizarse un rastreo corporal total para verificar los sitios en los cuales se absorbió el yodo radiactivo que ingerimos. Todos estos aspectos pueden modificarse en razon a las indicaciones de nuestro certificado tratante.

 

Para que la terapia con yodo radiactivo sea más eficaz, las personas tienen que presentar niveles altos de hormona estimulante de tiroides (TSH) en la sangre. Esta hormona es la que causa que el tejido tiroideo (y las células cancerosas) absorba el yodo radiactivo. La manera de para lograrlo es seguir las indicaciones del médico nuclear certificado tratante.Si no hay un adecuado apego a las indicaciones previas a la terapia con radioyodo, los receptores que se encargan de captar el yodo en las células tiroideas remanentes se ocupan por yodo estable obtenido de la dieta o de los medicamentos, de ésta manera el radioyodo que se aplique con fines terapéuticos no funcionará, se eliminará y no habra un efecto terapéutico.

Dentro de las indicaciones más impotantes que debemos seguir antes de recibir terapia con radioyo es la suspensión medicamentos: Levotiroxina durante 4 semanas o Liotironina durante 2 semanas (según sea el caso). Esto causa niveles muy bajos de hormona tiroidea (hipotiroidismo) temporalmente y podemos experimentar síntomas como cansancio, depresión, aumento de peso, estreñimiento, dolores musculares y dificultad para concentrarse. Es importante que a pesar depresentar estos síntomas, NO se consuma el medicamento que se haya indicado suspender, ya que alteraría el resultado a la terapia con radioyodo.

 

Otra medida es la dieta baja en yodo por 2 semanas previas a la aplicación del radioyodo. Aquí mostramos una lista de algunos alimentos permitidos (verde) y prohibidos (rojo).

Otras recomendaciones que deben seguirse previo a la aplicación de radioyodo.

 

Algunos de los efectos secundarios posterior a la aplicación de radioyodo. Podemos sentir náusea, dolor abdominal por gastritis, inflamación cervical o de las glándulas parótidas, distorsión del sentido del gusto. Es importante saber que son efectos transitorios. Debemos evitar llegar al vómito, ya que el radioyodo no se absorbería y no podría llegar a las células tiroideas remanentes que queremos eliminar.

 

Posterior a la aplicación del radioyodo, estaremos en vigilancia médica durante aproximadamente 3 días o el tiempo que se requiera para que aseguremos que la cantidad de radiación que emitimos sea a la adecuada para poder irnos a casa. Una vez que alcancemos los niveles de radiación óptimos dictados por la NOM-013-NUCL-2009 para el egreso de pacientes a quienes se les administró material radiactivo, se otorgará una lista de cuidados en casa para la seguridad radiológica del paciente y su familia. Dichos cuidados deben llevarse a cabo, al menos, durante 8 días posteriores a la aplicación de radioyodo.

Para contactar a la Dra. Paola Vallejo, comunícate ella al correo paovallejoarmenta@gmail.com

En todo el proceso, es muy importante el acompañamiento emocional del paciente y ajustar sus hábitos de vida de manera permanente después de recibir este tratamiento. Nuestro programa complementario puede servirte: www.midetubienestar.com/salud-integral

 

 

No Comments

Post a Comment

Descarga la guía para mejorar tu digestión y tiroides
Te enviaremos contenido útil una vez al mes.
Respetamos tu privacidad