Una carta a los médicos – Sana tu tiroides
logo

Welcome to Wellspring

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.
Working Hours
Monday - Friday 09:00AM - 17:00PM
Saturday - Sunday CLOSED
From Our Gallery

Lun – Vie 10.00 – 17.00 Domingo Cerrado

+52 (55) 3660-8520

Campeche 233 Condesa, CDMX México

Top

Una carta a los médicos

Sana tu tiroides / Lifestyle  / Una carta a los médicos

Una carta a los médicos

El diagnóstico estaba hecho. tomarás esta pastilla de por vida. si, tienes hipotiroidismo de hashimoto. ¿porqué me dio dr.? ¿qué tengo que comer? ¿cómo tengo que vivir con esto?

No te preocupes, tu come normal, si quieres tener hijos ven para tratamiento hormonal y listo, si no funciona la dosis te la cambiamos. Todo lo que necesitas saber está en esta hoja.Leo una página donde explica que se desconocen las causas de la enfermedad crónica.

Salí de ahí triste, enojada por la poca consideración del médico y dispuesta a encontrar respuestas. Dos semanas después de decretar revertir mis síntomas, me encontré a mi nuevo endocrinólogo y ginecólogo, colega de mi padre. Crecí en una familia de médicos, donde ví como la gente llegaba pidiendo ayuda, pidiendo respuestas a sus problemas. Esta vez me pasaba a mi. Decidí estudiar nutrición holística como segunda carrera para saber que me pasaba y encontré respuestas que iban mas allá del cuerpo, más alla de los medicamentos. En este camino de casi dos años puedo decir que no todas las respuestas las tiene la ciencia. Existen 4 tipos de conocimiento que generan nuestra experiencia como seres humanos: el científico que es medible y comprobable; el empírico sólo se obtiene con la experiencia, el espiritual nos conecta con lo universal y nos une a algo más grande que nosotros y finalmente el artístico, que expresa nuestra sensibilidad y experiencia mediante una forma de expresión regida por una técnica determinada. Necesitamos evaluar cuánto sabemos y sobre qué temas . Descubriremos las áreas de oportunidad para colaborar, para aprender y compartir nuestro conocimiento.

Decidí ir profundo y me dí cuenta de los patrones emocionales, nutricionales y de comportamiento que provocaron mi enfermedad. Como paciente es necesario compartirles a ustedes, médicos, que necesitamos una nueva manera de vernos: como seres humanos. Somos un universo emocional, espiritual, ocupacional, emocional, físico, ambiental, financiero, con la necesidad de sanar nuestro pasado, y de tener relaciones sociales sanas . Del equilibrio y conocimiento de esas áreas, depende la salud y la realización de nuestros deseos.

El origen de la palabra doctor viene del latín docere, enseñar. Como personas que guían el camino de salud de las personas, creo que es importantísimo hacerle ver a los pacientes que es un camino compartido y donde el paciente es enteramente responsable de lo que generó en su cuerpo. Mi labor es compartir cómo mejorar y mandar a remisión los síntomas de trastornos tiroideos mediante el yoga, la nutrición y un trabajo de consciencia cuyos pilares son el vivir para dar y la responsabilidad personal absoluta. En mi camino, me certifiqué como instructora de yoga para la tiroides y encontré un apoyo más para sentirme mejor y reducir la dosis y un día quizá, no dependa del medicamento.

Existen distintos tipos de medicina y no tienen que ver con fármacos. La empatía, la alegría, el equilibrio, el esfuerzo físico, el perdón y la disciplina sanan.

Es necesario hacer una red de personas que como hombres y mujeres privilegiados con la posibilidad de unir la ciencia y el arte de la sanación apoyemos desde la compasión y el conocimiento. La única manera en la que el gran legado del saber humano ha podido hacerse más amplio es aceptando que es necesario ir más alla de lo conocido, abrirnos más, generar y experimentar, unir.

Espero que esta reflexión les haga pensar sobre cuánto saben, la necesidad de considerar la nutrición como una parte FUNDAMENTAL de cualquier tratamiento para apoyar al cuerpo a volver a su equilibrio, y la capacidad de los organismos para regenerar el daño causado si es detectado oportunamente. Es momento de dejar de identificarnos con las condiciones crónicas como pacientes y darnos cuenta que siempre estuvo en nuestras manos el mandarle a nuestros sistemas nervioso, digestivo entre otros el mensaje de que todo está bien. La vida, es incondicional con nosotros mientras lo seamos con ella, estas dinámicas, al final, se reducen a lo que no cambia.  

Deseo en lo más profundo que sigamos aprendiendo como seres humanos a completarnos en todos los puntos de vista para dedicar a servir a otras personas desde un lugar pleno, de autoconocimiento, abundancia y tranquilidad de estar dando cada día nuestro mejor esfuerzo. La base de lo que enseño en Sana tu tiroides es el amor propio, pues el autocuidado, es una responsabilidad divina.

 

No Comments

Post a Comment

Descarga la guía para mejorar tu digestión y tiroides
Te enviaremos contenido útil una vez al mes.
Respetamos tu privacidad