La práctica que disminuye un 60% los atracones de comida – Sana tu tiroides
logo

Welcome to Wellspring

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.
Working Hours
Monday - Friday 09:00AM - 17:00PM
Saturday - Sunday CLOSED
From Our Gallery

Lun – Vie 10.00 – 17.00 Domingo Cerrado

+52 (55) 3660-8520

Campeche 233 Condesa, CDMX México

Top

La práctica que disminuye un 60% los atracones de comida

Sana tu tiroides / Manejo del estrés  / La práctica que disminuye un 60% los atracones de comida

La práctica que disminuye un 60% los atracones de comida

La meditación es tan importante como la comida que pones en tu cuerpo. Te permite ser más intuitivo, más compasivo, y temer menos, rumiar menos, y ser más

emocionalmente resistente. La meditación tiene la habilidad de cambiar la

fisiología del cerebro, lo que permite liberar los traumas del pasado y emociones disfuncionales. La meditación consistente estimula el crecimiento de nuevas neuronas y aumenta el flujo de sangre a la cingulado anterior, que actúa como un conducto entre el

la corteza prefrontal (tu mente racional) y la amígdala (el centro emocional del cerebro). Cuando estás enfadado o molesto, la actividad en la corteza prefrontal se reduce, por lo que usted podrías no darte cuenta de que estás actuando irracionalmente. La actividad en

la amígdala se vuelve exagerada, lo que hace casi imposible que que escuches a otra persona, y mucho menos que sientas compasión o empatía. La meditación cambia la dirección de esta actividad de la amígdala hacia la corteza prefrontal, de modo que tu mente se vuelve más expansiva e iluminada y puedes dejar de responder desde un programa primitivo de miedo.

Los niveles crónicamente elevados de cortisol encogen físicamente la corteza prefrontal y el hipocampo (donde la memoria es almacenada y accedida). Sin embargo, una meditación de veinte minutos ha demostrado repetidamente que reduce el cortisol, incluso en los nuevos meditadores, restaurando así la funcionalidad del cerebro.

La meditación también activa seiscientos genes que regulan la respuesta al estrés y esto es, sin duda, por lo que los meditadores consistentes se recuperan más rápidamente de las situaciones estresantes. En otro estudio, la meditación diaria durante ocho semanas cambió las regiones cerebrales asociadas con la memoria, la empatía, el sentido de sí mismo y el estrés. La meditación es un poderoso catalizador en el cambio de la fisiología de su cerebro, por lo tanto dirigiéndote a vivir físicamente más sano y con alegría y amor.

 

No es de extrañar que la comida y la meditación funcionen en conjunto. Una dieta limpia te hace querer meditar. Una mala dieta te hace resistente a la meditación. La meditación también ayuda a reducir patrones adictivos (comida, relaciones y pensamientos negativos).

La investigación también apoya esto. Un grupo de mujeres obesas meditaron durante veinte minutos todos los días durante seis semanas, sus atracones de comida disminuyeron en un enorme 60 por ciento (J. L. Kristeller and C. B. Hallett. “An exploratory study of a meditation-based intervention for binge eating disorder. Journal of

Health Psychology 4, no. 3 (1999): 357—63.)

La meditación no es una “obra buena”, ni es algo que se hace cuando se puedes “agendar” . Necesitas priorizar la meditación como lavarte los dientes. Recomiendo hacer meditación como la primera cosa que se hace al despertar y antes de revisar tus redes sociales.

y correos electrónicos. Aquí es cuando tu mente está más receptiva ya que las ondas cerebrales están todavía en una frecuencia más baja después de horas de sueño. Comienza con una meditación de diez minutos y aumenta a veinte minutos cuando tu agenda te lo permita. Los beneficios de la meditación son acumulativos. Mientras te sientas sereno a medida que emerges de tu meditación de forma consistente con tu práctica, más encontrarás en tu día a día respuestas emocionales cada vez menos reactivas porque has cambiado donde el cerebro responde del estrés. Responderás de una manera calmada, centrada y elegante. Tendrás claridad sobre la situación. Verás la verdad.

Cómo meditar

La meditación no es una religión. Es una práctica diseñada para resolver

y restaurar tu mente. A menos que estés practicando meditación Zen, el objetivo de la meditación no es tener cero pensamientos; sino es para disminuir la excitación de las ondas cerebrales. Emily Fletcher, profesora de meditación y fundadora de The M-word,

explica que no puedes detener tus pensamientos de la misma manera que no puedes impedir tu corazón latir. Lo que puedes controlar, sin embargo, es la  frecuencia de las ondas cerebrales, moviéndolas desde un nivel alto,  de un estado de aprendizaje a un estado receptivo de onda baja theta. Todo lo que necesitas es dejar de juzgarte a ti mismo por tener pensamientos durante tu práctica de meditación o diciéndote a ti mismo que “no puedes” meditar. Sólo a medida que inhalas y exhalas, tu mente puede concentrarse y expandirse. La expansión ocurrirá naturalmente siempre y cuando no intentes

controlarla. Cuando empecé a meditar, mi mente estaba en todos lados, resistiéndose a someterse a la “nada” de la meditación. Me movía de mi asiento, preguntándome cómo podría pasar los próximos veinte minutos.

Pronto descubrí que la meditación me abrió a una dinámica “nada”. una profunda quietud que reveló la verdad y la claridad en su interior yo mismo y los demás. Mi mente se convirtió en una navaja afilada al rebanar a través de falsas creencias sobre lo que debía o no debía hacer, y me encontré disfrutando de mi respiración.

Disfruta de esos veinte minutos de tranquilidad y considéralo tu tiempo para reconectar con la magnificencia de la vida. Si tienes miedo de probar la meditación porque no piensas queserás bueno en ello o lo has intentado pero te has dado por vencido porque tu mente no se tranquiliza, puede que necesites un poco de ayuda.

Recomiendo que uses sonido, como música, mantras o los armónicos de un gong, para ayudar a facilitar la respuesta de relajación. Las meditaciones guiadas y meditaciones basadas en mantras todos usan corrientes de sonido intencionales que pueden ayudar a cambiar la frecuencia de tus ondas cerebrales. Así como hay diferentes tipos de

de ejercicio, hay diferentes tipos de meditación, y te animamos a que pruebes diferentes formas para ver cuál es la más adecuada para ti. En la membresía online que acompañan nuestros programas, así como en el curso en línea, hay meditaciones para conectar con tu tiroides, para dormir y descansar mejor y si es tu caso, entregamos una meditación para identificar reprogramar momentos dolorosos de tu pasado. Contáctanos y descubre otras facetas de cómo tu mente puede darte una calidad de vida si la riegas y aprendes nuevos recursos.

No Comments

Post a Comment

Descarga la guía para mejorar tu digestión y tiroides
Te enviaremos contenido útil una vez al mes.
Respetamos tu privacidad