Los niveles bajos de vitamina D y su relación con los problemas de memoria – Sana tu tiroides
logo

Welcome to Wellspring

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.
Working Hours
Monday - Friday 09:00AM - 17:00PM
Saturday - Sunday CLOSED
From Our Gallery

Lun – Vie 10.00 – 17.00 Domingo Cerrado

+52 (55) 3660-8520

Campeche 233 Condesa, CDMX México

Top

Los niveles bajos de vitamina D y su relación con los problemas de memoria

Sana tu tiroides / Suplementación  / Los niveles bajos de vitamina D y su relación con los problemas de memoria

Los niveles bajos de vitamina D y su relación con los problemas de memoria

LA VITAMINA D ES NECESARIA PARA LA ACTIVIDAD CEREBRAL
La vitamina D regula el metabolismo del calcio, reduce la inflamación (1-3), y es bastante activa en áreas cerebrales importantes para la concentración y la memoria (4,5).

Las investigaciones han demostrado que la falta de vitamina D en personas con una tiroides poco activa (hipotiroidismo) pueden llevar a problemas de memoria y concentración, lo que aumenta el riesgo de depresión y reduce la calidad de vida diaria en las personas diagnosticadas con Hashimoto (6, 7).

La vitamina D baja se considera inferior a 50 nmol/L (20 ng/mL) (8).

LOS PROBLEMAS MÁS COMUNES CON BAJA VITAMINA D (9):
Sentirse cansado todo el tiempo

Sentirse deprimido o deprimido

Dolor muscular o óseo

Pérdida de cabello

Enfermarse con frecuencia (infecciones repetitivas)

LOS SÍNTOMAS MÁS COMUNES DE LA FALTA DE VITAMINA D EN LAS PERSONAS CON HASHIMOTO SON:
Sentirse cansado

Problemas de enfoque

Problemas con la memoria a corto plazo

Sentirse deprimido

Los niveles bajos de vitamina D en la sangre se encuentran a menudo en personas diagnosticadas con la enfermedad de Hashimoto (10,11), y pueden causar problemas de concentración y memoria, pareciéndose a las primeras etapas de la enfermedad de Alzheimer (12).

La vitamina D es importante para combatir la inflamación, una de las principales causas de los problemas de memoria y concentración. Las investigaciones han demostrado que los pacientes de Hashimoto tienen un mayor nivel de moléculas inflamatorias que circulan en sus cuerpos y causan inflamación en diferentes partes del cuerpo (13, 14). Se sabe que la vitamina D impide que estas moléculas causen inflamación, pero sólo cuando los niveles de vitamina D son lo suficientemente altos (15).

La vitamina D baja a menudo coexiste con niveles más altos de TSH y TPO, así como con anticuerpos TG más altos. Queda por investigar si la baja vitamina D causa un aumento en la TSH, pero muestra una conexión entre la vitamina D y la TSH (16-20). Se desconoce si los bajos niveles de vitamina D son una causa o una consecuencia, porque muchas personas diagnosticadas con Hashimoto también tienen otras condiciones, y estas condiciones podrían afectar la producción o cómo se usa la vitamina D en el cuerpo (20).

Es importante asegurarse de que sus niveles de vitamina D estén dentro de un buen rango durante todo el año.

Durante el verano una parte de su vitamina D vendrá de la activación de la luz solar en su piel (21), y durante el invierno usted podría necesitar tomar suplementos de vitamina D y alimentos fortificados con vitamina D para mantener sus niveles de vitamina D en una buena zona.

¿CUÁL ES LA INGESTA DIARIA RECOMENDADA DE VITAMINA D?
La ingesta diaria recomendada (CDR) de vitamina D para personas de entre 9 y 70 años de edad es de 15 μg/d (600 iu/d) en los EE.UU. y 5 μg/d (200 iu/d) en la mayor parte de Europa (el límite superior es de 100 μg/d (4000 iu/d)), y 20 μg/d (800 iu/d) en Alemania, Austria y Suiza.

Los niveles sanguíneos de vitamina D3 deben estar por encima de 30 μg/L, mientras que por lo menos 37.5-50.0 μg/d (1500-2000 iu/d) de vitamina D puede ser el nivel óptimo (22-24).

ALIMENTOS RICOS EN VITAMINA D
Algunos alimentos contienen vitamina D: salmón, atún, caballa, aceites de hígado de pescado, así como hígado de res orgánico (25, 27). También hay disponibles hongos con niveles elevados de vitamina D2 por estar expuestos a la luz ultravioleta bajo condiciones controladas. Cocinar no destruirá gran parte del contenido de vitamina D que se encuentra en los alimentos (28).

Los cereales listos para el desayuno a menudo contienen vitamina D, al igual que algunas marcas de jugo de naranja, yogur, margarina y otros productos alimenticios.

¿CUÁLES SON LOS MEJORES SUPLEMENTOS DE VITAMINA D?
Lo que determinará qué tan buena es la vitamina D es qué tan bien es absorbida por el intestino.

25-hidroxivitamina D (25-OHD) – la mejor forma de vitamina D. Hay gotas de vitamina D (tanto en aceite como en alcohol) y píldoras de vitamina D, que podrían ser como cápsulas de aceite o píldoras usando ya sea celulosa .

Según la investigación, las cápsulas y gotas a base de aceite producen los mejores resultados y el mejor aumento de los niveles de vitamina D (28).

Los factores genéticos juegan un papel en la capacidad de una persona para absorber y usar la vitamina D en/desde su torrente sanguíneo (29, 30).

¿CUÁNTO TIEMPO SE TARDA EN MEJORAR EL ENFOQUE Y LOS PROBLEMAS DE MEMORIA CAUSADOS POR LOS BAJOS NIVELES DE VITAMINA D?
Si sus niveles de vitamina D son bajos, podría tomar algún tiempo mejorarlos. Usted puede volver a hacerse la prueba después de 5-6 semanas de tomar vitamina D – en ese momento usted debería ver mejoría en sus niveles de vitamina D ().

Su memoria mejorará en un plazo de 6 a 8 semanas.

¿CÓMO SABES SI TUS NIVELES DE VITAMINA D ESTÁN BIEN?
La manera más precisa de medir cuánta vitamina D hay en su cuerpo es el análisis de sangre de vitamina D.

Los niveles súper altos de vitamina D podrían no ayudar, e incluso podrían ser contraproducentes a largo plazo.

Referencias

  1. Amer M, et al. Relation between serum 25-hydroxyvitamin D and C-reactive protein in asymptomatic adults, 2012
  2. Perez-Lopez FR, et al. Vitamin D and aging: beyond calcium and bone metabolism, 2011
  3. Sommer A, et al. Vitamin D regulates cytokine patterns secreted by dendritic cells to promote differentiation of IL-22-producing T cells, 2015
  4. Annweiler C, et al. Vitamin D and cognition in older adults: updated international recommendations, 2015
  5. Eyles DW, et al. Distribution of the vitamin D receptor and 1 alpha-hydroxylase in human brain, 2005
  6. LeMoult J, Gotlib IH. Depression: a cognitive perspective, 2018
  7. Scanlan JM, et al. Cognitive impairment, chronic disease burden, and functional disability: a population study of older Italians, 2007
  8. Ovesen L, et al. Geographical differences in vitamin D status, with particular reference to European countries, 2003
  9. Kennel KA, et al. Vitamin D Deficiency in Adults: When to Test and How to Treat, 2010
  10. Bakr HG, et al. Relevance of 25 (OH) vitamin D deficiency on Hashimoto’s thyroiditis, 2017
  11. Nalbant A, et al. Association of vitamin D insufficiency/deficiency with thyroid artery Doppler ultrasonography in patients with Hashimoto thyroiditis, 2017
  12. Beydoun MA, et al. Vitamin D status and intakes and their association with cognitive trajectory in a longitudinal study of urban adults, 2018
  13. Mikos H, et al. The clinical role of serum concentrations of selected cytokines: IL-1beta, TNF-alpha and IL-6 in diagnosis of autoimmune thyroid disease (AITD) in children, 2017
  14. Sun L, et al. Elevated interleukin-1beta in peripheral blood mononuclear cells contributes to the pathogenesis of autoimmune thyroid diseases, especially of Hashimoto thyroiditis, 2016
  15. Culley DJ, et al. Systemic inflammation impairs attention and cognitive flexibility but not associative learning in aged rats: possible implications for delirium, 2014
  16. Makariou S, et al. Novel roles of vitamin D in disease: What is new in 2011? 2011
  17. Plum LA, et al. Vitamin D, disease and therapeutic opportunities, 2010
  18. Holick MF. Vitamin D deficiency, 2007
  19. Holick MF, et al. Evaluation, treatment, and prevention of vitamin D deficiency: an endocrine society clinical practice guideline, 2011
  20. Kivity S, et al. Vitamin D and autoimmune thyroid diseases, 2011
  21. IOM (Institute of Medicine) Dietary Reference Intakes for Calcium and Vitamin D, 2011
  22. Deutsche Gesellschaft für Ernährung, Österreichische Gesellschaft für Ernährung, Schweizerische Gesellschaft für Ernährungsforschung, Schweizerische Vereinigung für Ernährung. Referenzwerte für die Nährstoffzufuhr, 2008
  23. EFSA Panel on Dietetic Products NaAN. Scientific opinion on the tolerable upper intake level of vitamin D, 2012
  24. Holick MF, et al. Evaluation, treatment, and prevention of vitamin D deficiency: an Endocrine Society clinical practice guideline, 2011
  25. U.S. Department of Agriculture, Agricultural Research Service. USDA National Nutrient Database for Standard Reference, Release 24, 2011
  26. Schmid A, et al. Natural Vitamin D Content in Animal Products, 2013
  27. Mattila PH, et al. Effect of different vitamin D supplementations in poultry feed on vitamin D content of eggs and chicken meat, 2011
  28. Grossman RE, et al. Evaluation of vehicle substances on vitamin D bioavailability: A systematic review, 2010
  29. Brannon PM. Key questions in vitamin D research, 2012
  30. Larcombe L, et al. Vitamin D in a northern Canadian first nation population: dietary intake, serum concentrations and functional gene polymorphisms, 2012
  31. Roy S, et al. Correction of Low Vitamin D Improves Fatigue: Effect of Correction of Low Vitamin D in Fatigue Study (EViDiF Study), 2014

No Comments

Post a Comment

Descarga la guía para mejorar tu digestión y tiroides
Te enviaremos contenido útil una vez al mes.
Respetamos tu privacidad